CHILE, EL NUEVO HOGAR DE LA KUNDALINI DE LA TIERRA, EL NUEVO TIBET


Miren que interesante, distintas teorías, y escritos de libros, están hablando de que la energía de la tierra se está trasladando desde las montañas del Himalaya a nuestra Cordillera de Los Andes, transformando a ésta en el nuevo punto de máxima energía del planeta. Tal vez esto nos explique muchas cosas que se están viviendo hoy en día en nuestro planeta.


Cada 13 mil años la Tierra en su poder energético interior hace un cambio; hasta ahora mucha gente ha sentido “la llamada” o la necesidad de ir al Tíbet, al Himalaya, pues bien, eso era porque ese poder energético interior de la Tierra (la Kundalini de la Tierra) estaba allí, en el Himalaya, pero desde hace unos pocos años se ha trasladado a Sudamérica, concretamente a los Andes de Chile aunque resonando también en el Perú y demás países cercanos.


La kundalini tiene dos polos, y uno está en el centro exacto de la Tierra. El otro está localizado en alguna parte, y en cualquier parte de la superficie de la Tierra. Es la conciencia de la Tierra misma quien decide donde se ubicará. Hay un pulso de exactamente 12.920 años en el que la polaridad de la Kundalini terrestre cambia al polo opuesto y simultáneamente cambia la ubicación en la superficie de la Tierra. Esta nueva ubicación no sólo despierta rápidamente a los personas que viven en las cercanías de este punto sagrado en la Tierra, sino que también envía una frecuencia a las redes electromagnéticas que rodean al planeta. Esto a su vez afecta a esas redes de conciencia de formas que están determinadas por el ADN de la Tierra. Crecemos de acuerdo con un plan diseñado y establecido.


En un nivel, esto significa que espiritualmente lo femenino tendrá ahora su turno para conducir a la humanidad hacia la nueva luz y finalmente esta luz espiritual femenina impregnará el rango completo de la experiencia humana, desde lideres femeninas en negocios y religión hasta cabezas de estado femeninas.


Del Tíbet a Chile: allí está ahora la “nueva energía”, la Kundalini de la Tierra.

En el Himalaya existe un centro energético potentísimo en Monte Kailash (Tibet – Nepal) que, se encuentra en desplazamiento, desde hace tiempo, está recibiendo energía de nuestro Sol y el Sol del Centro de la Galaxia.

“Situado en el Tibet occidental, el monte Kailash es la montaña más sagrada y mística del mundo para cuatro religiones, llamada “Trono de los Dioses”. Su simbolismo es, esencialmente el de centro del universo y morada de la divinidad.


“Una nueva energía está barriendo nuestro planeta, abriendo en secreto nuestros corazones a la Divina Femenina y al nuevo mundo. Los maestros espirituales, incluyendo a Su Santidad el Dalai Lama, ahora están refiriendo a los Andes como el nuevo centro espiritual de la tierra. El eje del poder espiritual que dejó el Tíbet en 1959 se está asentado en los Andes con su centro de poder en el Lago Titicaca, el polo femenino de nuestro planeta.”


Estos movimientos durarán aún tal vez por cientos de años, ya que los tiempos de la Tierra no son los tiempos de los hombres, ni los de la galaxia. A medida que la conciencia crece , a medida que la humanidad despierta, la tierra evoluciona . Los cambios electromagnéticos del planeta manifiestan la inteligencia planetaria en armonía con la galaxia. Los cambios de conciencia están unidos a los cambios planetarios y galácticos.


A menudo está energía marca las zonas de unión o solapamiento de las placas tectónicas. Los terremotos, deslizamientos, tsunamis e inundaciones son signos de la Serpiente en movimiento. Cuando se mueve los volcanes entran en erupción y la tierra tiembla. Hemos visto en el Sur del planeta, más precisamente entre Chile y Argentina , síntomas energéticos de cambio , inundaciones en zonas desérticas, volcanes que despiertan , temblores , bosque milenarios incendiados , además ha temblado, Ecuador, México y algunas zonas del cinturón de fuego. Todos estos eventos están conectados con los desplazamientos de tierra y terremotos en Nepal y en el Himalaya.

LO QUE NOS DICE EL LIBRO “SERPIENTE DE LUZ” DE DRUNVALO MELCHIZEDEK SOBRE LA ENERGÍA KUNDALINI DE LA TIERRA

En su libro “Serpiente de Luz”, Drunvalo Melchizedek nos dice que la energía Kundalini de la Tierra es comparable a la del ser humano, ya que la Tierra y el cuerpo humano son casi idénticos desde el punto de vista de la energía. No sólo la kundalini es similar, sino que los campos energéticos Mer-ka-ba del planeta y del ser humano (cuerpo de luz) son exactamente iguales, a excepción de su tamaño proporcional. Cada uno de los campos geométricos electromagnéticos del Merkaba de la Tierra es idéntico al de cada uno de los seres humanos que la habita.


En las personas, la energía kundalini se origina en la base de la columna vertebral. Cuando esta energía asciende, cambia nuestra forma de ver o interpretar el mundo que nos rodea. Esta energía está relacionada con nuestro proceso de crecimiento espiritual.